Notarios y Conservadores

Notarios y Conservadores

Sala de prensa banner
Cartas al director

Carta a diario El Mercurio de Asociación de Notarios

Publicada el 29 de julio de 2013.
Notarios y Conservadores

Señor Director:

Estamos enteramente de acuerdo con la necesidad de legislar sobre esta materia que postula la editorial del 25 de julio. Sin embargo, rechazamos rotundamente algunas descalificaciones y afirmaciones.

Por saber directamente que la modernización del sistema de notarios y conservadores es un requerimiento de amplios sectores del país, ha sido una preocupación principal para nosotros como Asociación. Así consta de la regular comunicación sostenida con la Corte Suprema, para la incorporación de importantes avances tecnológicos, así como con el Servicio de Impuestos Internos, el Registro Civil, la Dirección del Trabajo, UAF y otros.

Del mismo modo, hemos propugnado decididamente la dictación de una ley para que esta modernización sea obligatoria para todos, como consta en el proyecto de ley que el 5 de julio de 2010 presentamos al Ministerio de Justicia y, luego, a parlamentarios de la comisión de Constitución y Legislación de ambas Cámaras.

Solo a modo de ejemplo, en cuanto a la cobertura de la Firma Electrónica Avanzada (FEA), salvo algunos casos excepcionales de interinatos, todas las notarías de Chile cuentan con ella. De otro modo, no podrían constituir sociedades conforme con el sistema normal, que exige tal dispositivo para la publicación en el Diario Oficial. Solo en el Conservador de Bienes Raíces de Santiago valga señalar que se emite más de un millón de documentos anuales mediante FEA.

Bastan las expresiones públicas recientes del señor ministro de Economía, Félix de Vicente, para corroborar nuestra modernización y preocupación por el cabal cumplimiento de la Ley Nº 20.659: "Para la implementación de esta nueva plataforma ha sido fundamental el trabajo de las notarías, ya que 8 de cada 10 empresas registradas a través de este sitio han sido con firma en una de ellas". Por ello, no puede atribuirse sino a desinformación o prejuicio la insistencia en no ver esta realidad.

A través de su mismo medio de comunicación se ha insistido también en que los trámites y demoras en las renegociaciones de créditos bancarios, en que se alzan y constituyen hipotecas, se originarían en el Conservador de Bienes Raíces, generalización que no se condice con lo informado en esta misma sección, días previos al editorial, por el propio Conservador de Bienes Raíces de Santiago: entre enero y junio de 2013 se realizaron 737 operaciones de refinanciamiento de créditos, que demoraron en promedio 5,5 días hábiles para su inscripción. Similar es lo que ocurre con los conservadores de Puente Alto, Valparaíso, Rancagua y otras ciudades que representan el grueso de tales gestiones en el país. Entonces, no es posible ni justo atribuir al conservador las demoras que sufren este tipo de operaciones.

Como todo sistema, el nuestro es perfectible, pero en ningún caso anacrónico. En su visita a Chile, el presidente mundial del Notariado Latino, Jean Paul Decorps, acaba de ilustrar que alrededor de 2/3 de la humanidad se rige por notariados asentados sobre los mismos principios del chileno, incluida la reciente adopción del mismo por países con economías reconocidamente dinámicas, como Corea de Sur y China, además con tradiciones culturales muy diferentes, entre las que se cuentan varios países de la ex Unión Soviética.

Hemos hecho y continuamos haciendo una alta inversión en tecnología para innovar en nuestras prestaciones, y estamos ocupados en adoptar medidas para mejorar la atención de nuestros usuarios. La alta demanda de los servicios notariales y registrales, en muchos casos sin exigencia legal alguna, solo puede explicarse por la confiabilidad y certeza jurídica que brindamos.

No se trata solo de una firma, como propalan quienes se empeñan en descalificarnos, ya que detrás de cada actuación hay una responsabilidad profesional y de todo orden, que todo usuario puede demandar cuando lo estime procedente.

Armando Arancibia
Alfredo Martin
Luis Maldonado
Fernando Gomila
Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile