Notarios y Conservadores

Notarios y Conservadores

Sala de prensa banner
Noticias

Opinión: Nombramiento de notarios

Destacado académico analiza el actual panorama del sistema de nombramientos 
16-03-2018

Publicado en Cartas al Director, Diario El Mercurio

Con ocasión de las declaraciones del ministro de Justicia, don Hernán Larraín, sobre la nueva política de nombramiento de notarios, es oportuno señalar que el 20 de noviembre del año 2015 el Pleno de la Corte Suprema tomó el acuerdo de comunicar "a las autoridades políticas y legislativas" que "este Poder del Estado considera pertinente excluir a conservadores y a notarios de entre los auxiliares de la administración de justicia cuya conducta se encuentra sujeta a la vigilancia y corrección de las Cortes de Apelaciones y de esta Corte Suprema y, por consiguiente, eliminar su reglamentación en el Escalafón Secundario del Poder Judicial, entregando su supervisión a un organismo dotado de competencia especial al efecto". Dicha solicitud nunca se transformó en proyecto de ley.

En cuanto a la discusión sobre el aumento de notarías, materia actualmente entregada por el Código Orgánico de Tribunales al Poder Ejecutivo, con informe favorable de la respectiva Corte de Apelaciones, el número conveniente de notarios en el país debiera ser un tema relativamente sencillo, y que no requiere de largos y profundos estudios jurídicos o científicos. Por una parte, no representan gasto para el erario nacional, pero tampoco se trata de crear notarías indiscriminadamente, porque, como se ha señalado, está en juego la fe pública.

En esta materia debiera haber una norma clara y objetiva que es la que propongo. Al menos una notaría en cada comuna; hoy las hay en comunas muy apartadas como Juan Fernández y Puerto Williams. No se puede obligar a un habitante a tener que desplazarse a otra comuna a realizar un sencillo trámite por ausencia de notaría. A lo anterior debiera agregarse una notaría más por un determinado número de habitantes. Así, si por ejemplo se señala por ley que habrá una notaría por cada 30.000 habitantes, una comuna de 100.000 habitantes debiera tener tres notarías, y una que alcance 300.000, debiera tener diez. El aumento de oficios entonces estaría estrictamente vinculado al aumento de la población. De esta forma se atendería adecuadamente a la ciudadanía y se resguardaría la fe pública. Todo lo demás tiene muy mala presentación.

Pedro Pierry Arrau