Notarios y Conservadores

Notarios y Conservadores

Sala de prensa banner
Noticias

Soledad Lascar: “Necesitamos reglas claras y no que cada gobierno nos amenace con penas del infierno”

Vicepresidenta del gremio dio a conocer su opinión sobre el proyecto de ley al Diario Financiero
La vicepresidenta de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile, Soledad Lascar, expresó su opinión frente al nuevo proyecto de ley que reforma el sistema notarial en una entrevista para el diario Financiero. En la entrevista defendió la labor del gremio y advirtió las consecuencias que tendrá el incorporar a los “fedatarios”, como propone el proyecto del gobierno.

A continuación les dejamos la entrevista completa:


¿QUÉ LE PARECE EL PROYECTO DE LEY?

Nosotros siempre hemos querido una reforma al sistema. Vemos con mucho interés que exista un nuevo intento de reforma al sistema y apoyamos muchos de los aspectos que están en ese proyecto, como la modificación al sistema de nombramientos. Que sea por concurso público, con transparencia y por mérito, que se circunscriba a que las ternas se hagan con los mejores; porque queremos mejores notarios y conservadores, en eso estamos plenamente de acuerdo. También compartimos mejorar la fiscalización, porque la fiscalización que hacen las Cortes de Apelaciones puede ser mejorada con los fiscales judiciales como establece el proyecto. Lo que también valoramos es la incorporación de tecnología. Ya tenemos incorporada biometría, firma electrónica, seguimiento on line de las escrituras, tenemos plataformas. Pero el problema es que como no es obligatorio no lo tienen todos. Si la Corte Suprema lo hubiera dictado en un autoacordado lo sería, cosa que hemos pedido desde hace años sin éxito.

¿Y QUÉ ASPECTOS CONSIDERAN QUE NO SON ADECUADOS EN ESTA INICIATIVA DEL GOBIERNO?

Creemos que un tema como el de los notarios fedatarios es contradictorio con lo que se está proponiendo, porque el proyecto lo que busca es fortalecer, transparentar y modernizar al sistema que existe, pero con esta figura de los fedatarios con una duración muy limitada en el tiempo –tres años- en donde no van a tener el impulso o la proyección para hacer inversiones de la envergadura que se requieren para manejar estos oficios y no van a tener la responsabilidad que significa estar en una carrera funcionaria. Nosotros como notarios tenemos una carrera funcionaria que cuidamos y sabemos que ponerla en riesgo significa el fin de esa carrera. Ellos al cabo de tres años se van a ir, la fiscalización de esos notarios ¿quién la va a realizar? ¿Van a tener las mismas exigencias nuestras? Cuando las personas tienen un problema con las escrituras o un poder falso, usted viene al notario con domicilio conocido y le puede reclamar por la vía de una demanda o un oficio a la corte y yo tengo que responder con mi patrimonio y mi responsabilidad penal, con el cargo y con medidas disciplinarias, pero ¿estos notarios fedatarios van a tener la capacidad de responder de la misma manera si se equivocan en la salida de un menor del país o en un poder para retirar una pensión?


¿QUÉ TEMAS SE PUEDEN MEJORAR, PORQUE LA GENTE NO ESTÁ CONFORME CON EL SERVICIO ACTUAL QUE IMPLICA HACER MÁS DE 200 TRÁMITES EN NOTARÍAS?

La burocracia del Estado es responsabilidad del Estado y no de los notarios, si ellos desburocratizan el sistema van a eliminar una serie de trámites inútiles y nosotros felices de que la gente no venga a pagar por un trámite que puede darlo la propia institución que lo otorga.


"SÍ A LA REFORMA, PERO NO A LA LIBERALIZACIÓN DE LA FE PÚBLICA"

"El sistema latino funciona en más de 100 países, entre ellos China y Rusia, que poseen el mismo que el chileno. Los países que han evolucionado al sistema anglosajón, como Ecuador y la provincia de Mendoza, han fracasado en ese camino. Hoy en Ecuador hay un 30% de notarios que están siendo investigados y comprometidos judicialmente por corrupción. En Mendoza hicieron el sistema de los fedatarios y tuvieron que retroceder. La experiencia internacional indica que se tiene el sistema anglosajón o el latino, pero una mezcla híbrida no ha funcionado. Y en Chile creemos que las reformas deben ser adecuadas a la idiosincrasia de la gente, no olvidemos lo que pasó con el Transantiago. En Chile la gente firma ante notario porque le da seguridad, hay cultura de confiar en el notario o conservador, más allá de las críticas; pero incorporar otras figuras puede hacer naufragar y debilitar la fe pública. Eso no implica que podamos mejorar el sistema, necesitamos reglas claras y no que cada cambio de gobierno nos esté amenazando con las penas del infierno. Sí a la reforma, pero no a la liberalización de la fe pública".


Fuente: Diario Financiero
Video: Soledad Lascar